martes, mayo 30, 2006

¿No están hartos del Mundial?

Todavía no empezó, y ya me tiene podrida. Por todos lados las publicidades alusivas (si bien algunas son divertidas, como la de Coca Cola y esas manitos en todos lados), los concursos (yo aviso que si me llego a ganar un viaje a Alemania a la cancha no voy ni en pedo, mirá si voy a desperdiciar viaje semejante en ver un partido que se ve mejor por la tele), los precios de los televisores por las nubes. Javier me decía la otra vez, "No sé quién puede ser el boludo que diga: Uy, llegó el Mundial, ¿qué hago? Mmmmh, ya sé! Me gasto 12 mil pesos en una tele de plasma....". En fin, lo cierto es que en Pueyrredón e Yrigoyen hay una publicidad, creo que también de Coca, que tiene un cartel encendido que dice "Faltan 1.234.567 segundos para el Mundial", y yo tengo encendido otro en mi cabeza que cuenta los segundos que faltan para que se termine...
¡Ojo! No es que no me guste el futbol en sí, no es que me moleste que la gente se divierta viendo los partidos. Pero es toda esta previa lo que me rompe soberanamente los ovarios. Es como ir al cine a ver una película que dura un par de horas y tener que hacer una cola de cuatro días, y mientras tanto en los oídos resuene la banda sonora, delante de los ojos tengas siempre el mismo afiche... Además, la manipulación política que se hace con todo este negocio es atroz: el otro día, un alumno me decía que está seguro de que, si ganamos el Mundial, Kirchner sale reelecto. No sé si será para tanto, pero que se lo va a atribuir como mérito propio, no me cabe duda.
De lo que sí me cabe duda es de que vayamos a ganar. Por las dudas, yo tengo otros favoritos: esos países que no figuran como candidatos de ningún periodista ni relator, no quiero que ganen ni Alemania, ni Italia (aunque me caen más simpáticos que los alemanes), ni Brasil (me acuerdo de las peleas que teníamos con mis compañeros de colegio brasileños en el '98). ¡Prefiero que ganen Trinidad y Tobago, Paraguay o Ecuador!
Eso sí, a la hora de los partidos, me van a tener seguramente ahí, frente a la tele (no de plasma, por cierto). Y es que lo que me divierte del Mundial, y supongo que a muchos también, es el aspecto social, el juntarse con amigos y compartir una buena pizza mientras puteamos al árbitro o nos burlamos de los espectadores pintarrajeados. ¡Y las cábalas! Una sola vez tuve una, en el '98, y era ver todos los partidos con gente distinta. El día que no la pude cumplir, perdimos contra Holanda.
En fin, disfruten del Mundial, y hasta que empiece, soportemos lo que queda de "cola".
¿Quieren leer una opinión al respecto mucho mejor escrita que la mía? Miren este manifiesto antimundial.

3 comentarios:

Vicky dijo...

Mariana: no sabés cómo me rompe a mí el mundial. Me tienen podrida con las propagandas que pretenden ser emocionantes. Yo creo que tanta "argentinidad" no es casual. Hace tiempo ya que hay programas que se llaman "Arriba argentinos", etc. Es poco casual que pase en un gobierno como el que tenemos. Seguro que si Argentina gana, este boludo va a decir que fue gracias a él.
En fin...ojalá que se termine rápido. Eso sí: la predicción es que gana Brasil o a lo sumo Alemania. No es que sea ortiva, pero es así...

Luis dijo...

Bueno, bueno, no os quejéis que al menos vosotros pasais de cuartos de final. Aquí en España, cuando llega el mundial, nos deprimimos un montón!!

Sol dijo...

Hola Mari!!!!!

Por fin me pude dar una vueltita por tu blog... :D

Justo estaba puteando porque como tooooodo el mundo está en el aula magna viendo el maldito partido, no se puede comprar ni un miserable café.......
Y no tuve teórica, por el partido....
Todo esto me pone enferma, me parece una idiotez que el profesor decida no dar clases por un partido, como si fuese taaan importante.....

Menos mal que a Anibal el fútbol le interesa tanto como a mi (o sea, nada), porque si no hace un mes que me habría me auto-exiliado a Siberia..... :P