lunes, septiembre 04, 2006

Hacerse amigos

Ayer hablaba con mi amigo Gustavo, a propósito de este tema. Yo últimamente veo como una dificultad el hacerse nuevos amigos. Él me decía, en cambio, lo que cuesta conseguir una pareja cuando todo lo que se conoce es gente "buena onda" y que él se viene sintiendo el "amigo de América". ¡Qué cosa! ¿Será posible tener amigos de más?
En una época, más o menos cuando empecé la facultad, me resultaba muy fácil estar rodeada de gente a la que consideraba amiga. Todos los fines de semana tenía planes con distintos grupos. Pasaron los años, y el grupo grande de amigos que una vez supe tener, fue decantando. Esto, ya lo sé, es natural: uno no puede esperar alcanzar un grado de intimidad importante con demasiadas personas. Es lógico que uno sea selectivo.
Pero no solamente me vengo distanciando de gente que eran "amigos del grupo", sino que cada vez más noto dificultades para seguir en contacto con aquellos viejos amigos de la secundaria. También me tocó perder a amigos a los que quise mucho y con quienes nos separó una última y tal vez definitiva pelea. Por más que duela, a veces es preferible seguir caminos separados a lastimarse todo el tiempo.
Lo cierto es que a mi ahora reducido grupo de amigos me está costando mucho agregar a nadie. Tal vez me volví muy cerrada con la gente nueva, tal vez a mi edad ya no es tan fácil incorporar gente a nuestra vida cotidiana como cuando uno es adolescente. Me acuerdo de un capítulo de "Seinfeld" donde se hablaba de esto, pero al revés: Jerry evita a un tipo que le está encima diciendo que después de los treinta uno ya sigue con quienes está y no se hace nuevos amigos. Bueh, ya no seré adolescente, pero por lo menos, todavía tengo unos cuantos años más para hacerme algunos amigos nuevos. Además, no creo que sea estrictamente cierto. Mi mamá dejó atrás los cuarenta y sigue cosechando amigas, tiene una de cada trabajo por los cuales pasó.
Ojo: por si hace falta aclaro que estoy super agradecida por tener a los amigos que tengo, y que los adoro y que no me siento sola ni mucho menos. Sé que a veces no nos vemos tanto como quisiéramos, que los trabajos, el estudio, las parejas y el trajín cotidiano pueden ser obstáculos difíciles de esquivar. Dicen que una persona puede considerarse afortunada de tener un verdadero amigo. Entonces yo, que tengo más de uno, no debería preocuparme por cómo conseguir más amigos, sino sentirme simplemente feliz por tenerlos a ellos, a ustedes que sé que me leen y a algunos más que andan por ahí.

3 comentarios:

Luis dijo...

Niña, me ha puesto un poco triste este post. Sí, la verdad es que uno se deja los amigos como "jirones" de ropa en el camino de la vida....

Sebastián dijo...

Confirmo en mi propia experiencia lo que comentás en este post.
A medida que mis 20s fueron pasando cada vez conocí menos amigos y hoy en día es casi utópico.
Las responsabilidades, trabajo, familia, etc., hacen que las personas no estén tan abiertas a conocer nueva gente como antes y que tengan menos tiempo.
Igualmente, tiene que ver también con la forma de ser de cada uno. Yo tengo gustos particulares y forma de ser poco tolerante y extrema (con las cosas y valores que no me gustan) y no mucha gente me genera interés. Tengo pocos amigos pero los atesoro. Conocer gente es algo muy difícil, especialmente si no compartís actividades.
Y pareja no consigo por lo mismo, no que una cosa quite a la otra.
Un beso.

Anónimo dijo...

hola, me he identificado mucho con tu post...yo aun no tengo 30, estoy en los 20s pero me ha pasado lo mismo..ya no veo ni contacto con amigos del cole o de la infancia ...y se me hace muy dificil hacer nuevos amigos, siento que estoy en problemas por eso, porq ahora entre a un trabajo donde la nueva soy yo ahi todos se conocen y nose porque ni si quiera muestro algo de interes por su amistad pero nose porque porque yo no era asi :( bueno espero publiques algunos tips para q ayudes a gente q talves esta como yo y no sabe por donde empezar a cambiar y ser como antes... :)