lunes, agosto 06, 2007

Familia(s) de hoy

Publicado por primera vez en la e-magazine "Temas de hombre / temas de mujer", y recientemente traducido al inglés, les dejo este artículo que creo que está hoy tan vigente como hace un par de añitos.

Mamá, papá y dos chicos (mejor si son varón y nena). A veces, el abuelo en el fondo, con una pipa en la boca, o la abuela tejiendo. Típica postal de la familia que aparecía en los libros de lectura hasta hace un par de décadas. La mamá cocina, el papá trabaja, los chicos juegan. El modelo Familia Ingalls, que para muchos era la única e indiscutible garantía de una vida feliz.

Hoy las cosas han cambiado. Mamá y papá se divorciaron, se volvieron a casar y a tener más hijos. Hoy la postal incluye hermanastros, medio hermanos, mamá, el marido nuevo de mamá, papá, la novia de papá, los hijos de la novia de papá. Eso, cuando no se trata de los cada vez más comunes hogares monoparentales. Incluso las familias “tradicionales” se han ido achicando, cada vez es menos común tener muchos hijos, en general por las circunstancias económicas. Los tíos se fueron del país, por la crisis. Los abuelos ya no viven en casa, pero muchas veces los hijos siguen viviendo con sus padres hasta pasados los treinta. E incluso un compañerito de colegio del nene tiene dos papás, o dos mamás… viviendo juntas.

No sucedió de un día para el otro, a diferencia de lo que a muchos les parece....

Leer el resto del artículo.




FOTO: Una típica postal de familia argentina no tradicional: ¡la mía!



7 comentarios:

benjamin1974© dijo...

Repito... Creo que este post es el que más me gustó de los que publicaste hasta ahora. Real, simplificado, directo al grano, igualitario.
Un beso.

Sebastián dijo...

AH, como es eso de que no es tradicional la tuya? Mejor contamelo por MSN, ja!

Coincido en que lo que vale es el amor y no las formalidades, y que la familia, en definitiva, es algo que se va a ir construyendo en base a la historia de sus integrantes, sus emociones, sus cmabios. Ahí está el tema, en que la gente cambia y tmabién sus sentimientos y la idealización del "amor eterno" ha muerto. Nos gustaría encontrarlo, o que existiese. Sentirlo, mejor dicho, pero la realidad nos da un escenario distinto y condenarnos en vida a una mentira siempre será contraproducente.
Sin embargo, no puedo dejar de sentir cierta ¿nostalgia? hacia el modelo de familia típica y "duradera"... Quizás sea esa misma idealización, las ganas de que así fuera. De ser felices para siempre.
Creo que hay un factor muy infuyente también en el por qué de tanto bolonqui y 2, 3, 4 esposas/maridos, hijos , etc., y pasa por el hecho de no conocer al otro, de juntarse y "meterle para adelante" porque sí, sin pensar, sin planificar, sin esperar a sentir el amor o la seguridad. OK, nunca se puede estar seguros y los sentimientos cambian, pero con la historia de garchar todos contra todos todo el tiempo, creo que ese es un factor que no puede dejar de mencionarse. Es típico si conoces pibes de secundaria enterarte que hay por lo menos un par de embarazadas en cada división, casi siempre "por accidente". Después puede que haya amor o no. Capaz sale la mejor familia de eso, pero creo que la falta de educación o de pensar más allá del ombligo de uno o del placer y ver lo que tener hijos implica, la crianza, el futuro, esa precociad sexual y es inestabilidad emocional de hacerlo todo el tiempo, luego arrepentirse, etc, el que el concepto de pareja estable esté tan devaluado, influye en los divorcios.

Tema interesante y amplio.
Con lo que no concuerdo es con la última frase:
"tolerantes incluso para con quienes no compartan su tolerancia."
Me suena a "poner la otra mejilla" y eso medio que no me gusta.

Un beso grande.

PD: me muero! jaja linkeaste Tierrita de Freaks en tu blog en ingles, jajaja, ¡qué papelonazo!:
"IT ISPAndJOS - IV"
JAJAJAJAJAJAJA

Mariana dijo...

Benja,
Gracias de nuevo!!! Espero que no te lo hayas leído entero dos veces, habrás notado mis terribles errores a la hora de traducirlo!!!

Seba,
Jajajaja, sí, de mi flia te cuento por MSN. Estoy orgullosa de todos ellos y me encanta tener la familia que tengo, pero decido preservar su intimidad. Por eso no aclaré nada más de la foto (igual supongo que no habrás tenido problema en encontrarme en ella, así como ya sabrás quién es la chica con aire a Amy Lee -aunque más linda-).

:)

El Mostro dijo...

Parecen felices, parece que se quieren ¿es así?

Sebastián dijo...

A Amy Lee le damos un tiempito para que se reponga y despues.. jajaja
Ensima ahora estoy a full con la música gótica y el "femme metal", así que... ;-))

Bueno, cuando te cazo en el MSN hablamos.
Besos.

Mariana dijo...

Mostro,
Efectivamente, nos queremos mucho. Y creo que somos felices -tenemos nuestros momentos, como toda familia-. Al menos, mucho más felices que otras familias que yo conozco, a pesar de que éstas sean "tradicionales" y yo tenga flor de quilombo en mi árbol genealógico... ramas, lianas, algún mono colgando por ahí :)

Anónimo dijo...

Estaba haciendo una búsqueda rápida y encontré este post. No quise pasar de largo y quedarme como lectora casual...tal cual, la mayoría de mis ingresos a blogs.
En realidad, dejo comentario para apoyar la discusión de estos temas.
Y atreverme a decir que creo que la cuestión no pasa por agarrarse desesperadamente a un modelo por considerar que "los valores, sentimientos, etc" hoy, están "devaluados". Entiendo, es la primera sensación que surge al toparse con la nostalgia. Ahora...nostalgia de qué?
Hasta qué punto la familia tipica (etcs) es representación de lo verdadero?
Una cosa es la institución; otra,el sentimiento (verdadero). Creo que si seguimos cruzando modelos (formas, cajas cerradas) con sentimientos, estamos, en definitiva, tirando al revés de lo que queremos al levantar la voz de las relaciones afectivas (no efímeras).
Y creo que las relaciones afectivas siguen fuertes, si uno está dispuesto a construir desde el sentimiento sin someterse a la forma.
Y bueno, no puedo dejar de asociar amor a libertad...mientras más aferrados a formas heredadas, menos libertad.
No creo (o bueno, si, me niego a creer) que agarrase a modelos que dictan "deber-ser" nos lleve a crecer en emociones.
Quizás, todo esto que parece ser vivido como caos, nos esté llevando de una vez por todas a "limar" lo que sentimos como verdadero y liberarlo.
Y creo, sin duda alguna, en la sensación del "amor eterno" por decirlo en palabras de sebastián.
Brindo por la generación de estas discusiones!
Saludos
María